La maleta de Lili

Acariciando cuentos

¿Qué es?

Los pequeños cuentos salen del libro cómo objecto para trasmitir sus historias a la piel de los más pequeños.

En este espacio las manos de los adultos son las conductoras de:

  • trasmitir tus emociones.
  • dialogar con la mirada y las sonrisas.
  • crear un momento dedicado sólo a tu hijo/a.

¿A quién va dirigido?

A los más pequeños con edades entre los 5 meses y los 4 años.

¿Qué se hace?

En cuanto llego al espacio en el que se realiza la propuesta le comento a Ángeles de poner el CD de música relajante, esto hace que las dos vayamos sintonizando la harmonia junto con el incienso.

Los adultos se quitan los zapatos, colocan su toalla a un lado o delante de ellos, invitando a sus pequeños a:

  • se sientan.
  • se estiren.
  • se quiten sus zapatos.

Mientras la música sigue sonando, me presento a las familias y pequeños.

Las manos y dedos de Ángeles marcan el ritmo de los cuentos, realizando caricias sobre la piel de su muñeca.

Cada cuento se repite varias veces al mismo tiempo que las familias imitan las caricias sobre la piel de sus hijos/as.

Para las caricias se puede utilizar crema de masajes, y son los niños o sus padres quienes deciden, si desean, quitarse los calcetines, el jersey… respetando la intimidad.

Entre cuento y cuento:

  • las plumas hacen cosquillas en los pies.
  • los instrumentos marcan las pausas de los masajes.
  • Y los pañuelos se ofrecen para acariciar la piel, taparse, jugar…

Materiales y recursos utilizados

  • Una toalla de tamaño mediano.
  • Una muñeca de trapo.
  • CD de música relajante.
  • Incienso.
  • Plumas suaves.
  • Pañuelos trasparentes de colores.
  • Algún instrumento musical cómo el triangulo, una campana.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email